Nada nuevo bajo el sol. Sabia conclusión

Y a pesar de los pesares, vanidad de vanidades, no existe género de duda. Bien clarito nos lo cuenta el sabio Qhoélet en el capítulo 2 del Eclesiastés:

2: 24 Lo único bueno para el hombre
es comer y beber,
y pasarlo bien en medio de su trabajo.

Y por si, atrapados en la belleza del texto, igual se nos había olvidado, el autor se encarga de hacernos un recordatorio en el capítulo 3:

3:12 Yo comprendí que lo único bueno para el hombre
es alegrarse y buscar el bienestar en la vida.
3:13 Después de todo, que un hombre coma y beba
y goce del bienestar con su esfuerzo,
eso es un don de Dios.

Y para concluir, como buen maestro sabio y experimentado, se asegura de que la lección quede bien grabada en el capítulo 5:

5:17 Yo he comprobado esto:
lo más conveniente es comer y beber
y encontrar la felicidad en el esfuerzo
que uno realiza bajo el sol,
durante los contados días de vida
que Dios le concede a cada uno:
porque esta es la parte reservada a los hombres.

Nada nuevo bajo el sol. Persiguiendo vientos.
Nada nuevo bajo el sol. Un momento para todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s