Mamá, quiero ser sacerdotisa taoísta

Yü Hsüan-Chi nació hacia 845. Fue concubina de un funcionario hasta que la esposa de éste, celosa, la expulsó de casa. Y en cierto modo tuvo suerte, porque hasta el siglo diecisiete, las poetisas estaban muy mal vistas. Los poemas de mujeres jamás se publicaban, se leían en la intimidad y se destruían para no causar mala reputación a la familia.

La deducción era la siguiente: mujer poeta = mujer infiel = putón. Nos cuenta Ling Chung, coautora de El barco de orquídeas, las tareas a las que podían dedicarse las mujeres.

  • Esposa: la mayor parte de las veces en un matrimonio concertado, sin libertad para salir, y si no tenían hijos varones, malo, malo.
  • Concubina: prácticamente tratadas como criadas en las familias, excepto si tenían hijos varones.
  • Criada: más de lo mismo (preferimos no imaginar el destino de una recién nacida hija de una criada).
  • Monja budista: Gozaban de cierta movilidad y libertad.
  • Cortesana: al menos en algunas dinastías floreció una clase de cortesanas cultas, educadas para comentar los clásicos y los poetas que, además, podían escribir poesía ¡porque no tenían reputación que mancillar! Eran invitadas a las fiestas oficiales procedentes de los burdeles más caros.
  • Prostituta: bueno, pues eso, con la instrucción que da la vida y poco más.
  • Casamentera: Había que que valer para la intriga…
  • Herborista: Pues parece un bonito oficio, pero no le vemos la incompatibilidad con ser esposa.
  • Comadrona: Concederéis que también hay que valer, y suponemos que escuela, lo que se dice escuela… Pues no.
  • Sacerdotisa taoísta: ¡Bingo! Las sacerdotisas taoístas gozaron de gran independencia: no eran propiedad de nadie, tenían libertad para moverse y carecían de restricciones en cuanto a las prácticas sexuales. Sus servicios como educadoras y consultoras sexuales eran muy reconocidos. En el período T´ang (618 – 907), algunos de sus templos eran verdaderos centros de cultura y sociedad.
    Y ahora, imaginad a qué se dedicó Yü Hsüan-Chi . Podríamos decir que tuvo una vida corta pero intensa. Viajó mucho y tuvo a poetas famosos entre sus amantes. Desgraciadamente fue ejecutada en 868, acusada de asesinar a su criada. Y aunque sus amigos intentaron exculparla, poco pudieron hacer para que no pasase a formar parte de la leyenda.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s