Perceval

…volaba una bandada de ocas que la nieve había deslumbrado. Las vio y oyó cómo iban chillando a causa de un halcón que venía acosándolas con gran ímpetu, hasta que encontró a una separada de la bandada, a la que atacó de tal modo que la derribó en tierra; pero era tan de mañana que…

Perceval I

La nieve teñida de sangre. Pero sólo tres gotas. Tres gotas que se extienden lentamente hasta que la nieve adquiere un sutil tono rosáceo. Un rubor perfecto. Igual que el arrebol de unas mejillas. La delicadeza activa de la nieve absorbiendo el líquido rojo. La suavidad del vuelo del ave. El abatimiento sin saña por…